Continúa la jornada de huelga en MASA, TPA y PREMASA secundada por el 100% de la plantilla y sin acuerdo entre empresa y comité

La jornada de huelga convocada hoy en MASA ha sido secundada por el 100% de los trabajadores y trabajadoras de los turnos de mañana, central y tarde. Tras las dos reuniones mantenidas esta mañana entre la Representación Legal de los Trabajadores y la empresa, no se ha llegado a ningún acuerdo ya que no se ha retirado el expediente de descuelgue o inaplicación del convenio de empresa, línea roja para la plantilla.

Juan Carlos Alfaro, secretario general de a Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT La Rioja (UGT-FICA La Rioja), ha explicado tras las dos reuniones que “llevamos aquí desde las 6 de la mañana que ha comenzado la huelga, nosotros seguimos insistiendo a la empresa que retire el expediente. Creemos que es una medida brutal que llega a bajar los salarios de los trabajadores y las trabajadoras de las empresas MASA, PREMASA y TPA hasta un 38%”.

Así, Alfaro ha dicho que “la empresa está haciendo algún movimiento pero hemos hecho propuestas consensuadas con la plantilla, muy pensadas y que ayudan mucho a la empresa a tener liquidez, pero sigue insistiendo en que quiere congelar la antigüedad, bajar salarios y subir horas de trabajo. Estamos dispuestos a negociar pero tienen que retirar el expediente porque para nosotros es un límite que no vamos a pasar. De momento seguimos aquí y mantenemos la huelga”.

El representante sindical ha indicado que “si aceptamos 8 puntos que nos han propuesto se pasaría de un 20% a un 5% de bajada salarial, pero para eso hay que pasar por no cobrar el IPC de este año, que sería un 2,3% de diferencia salarial que supone unos 400.000 euros para los trabajadores y trabajadoras”. Ante esto, la parte social ha respondido que “estamos dispuestos a cobrarlos en el 2024 para darles liquidez. Hemos planteado también a la empresa no subir salarios en el 2022 y 2023 pero que luego se haga una revisión según el IPC real, pero nos han dicho que no”.

De este modo, lo que MASA propone es que en los años 2022 y 2023 no haya revisión salarial y no pagar los atrasos del IPC del 2021. “Quieren que sigamos con un 5% menos salarial, con más horas de trabajo, con congelación de la antigüedad y eso por esta parte es imposible”, ha afirmado Alfaro.

Por otro lado, el ugetista ha añadido que “la empresa argumenta pérdidas y un problema de liquidez, pero trabajo tienen. Como venimos diciendo, la empresa tenía un ERTE pedido hasta el 31 de diciembre y en el mes de octubre lo retiró porque entraba trabajo. Ahora quieren que asumamos los trabajadores y trabajadoras 3,5 millones de euros y eso es inasumible. Podemos hacer esfuerzos fuertes para aplazar todo el dinero a final del 2024”.

De este modo, la parte sindical queda a la espera de que se retire el expediente por parte de la empresa y mientras mantiene su convocatoria de huelga que seguirá durante los días 10, 14, 15, 16, 20, 21, 22 y 23 de diciembre.