El desempleo se ceba con las mujeres en La Rioja

El INE ha hecho públicos hoy los datos de empleo de la Encuesta de Población Activa correspondientes al tercer trimestre del año, que muestran que el número de personas activas que se han incorporado al mercado laboral es de 4.000, mientras que ha aumentado el desempleo en 2.600 personas.

Analizando los datos por sexos, el desempleo ha disminuido en 700 varones, mientras que ha aumentado en 3.300 mujeres que, como siempre, son las más perjudicadas por esta crisis. Así, en este proceso de incorporación a la actividad, los hombres han encontrado trabajo, mientras que el número de mujeres paradas ha aumentado.

Por sectores, se ve un aumento de empleo para los hombres en Industria con 1.900 asalariados más, en Construcción con un incremento de 1.100 asalariados y en Servicios con un ascenso de 500 hombres asalariados. Por el contrario, en el caso de las mujeres, solo ha habido un aumento de 200 asalariadas en Industria, mientras que en el resto de sectores se ha destruido empleo femenino.  

De este modo, solo se está creando empleo temporal y precario, que por esa misma fragilidad se vuelve a destruir con facilidad, agravado por las circunstancias actuales de falta de garantías de la salud.

Este sindicato considera especialmente preocupantes los datos relativos al paro estructural de muy larga duración, que se sitúa por encima del 20% de las personas desempleadas en La Rioja. Por ello, UGT insiste en que hay que seguir protegiendo a todas las personas poniendo en marcha el subsidio para desempleados sin protección durante la pandemia, pero también reformando la protección por desempleo para dar cobertura a las personas desempleadas que ya no tenían protección antes de la crisis sanitaria.

Para UGT es importantísimo frenar la pandemia porque sin asegurar la salud no habrá recuperación económica ni empleo. Por eso hay que invertir urgentemente en la Sanidad, pero también en medidas de protección y todo lo que la sociedad necesita para garantizar la salud e la ciudadanía, porque solo así podrá comenzar a hablarse de recuperación y de empleo en La Rioja.