FeSP-UGT La Rioja denuncia ante la Inspección de Trabajo a la Residencia de Ezcaray por graves incumplimientos

La Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos de UGT (FeSP-UGT) de La Rioja ha presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo contra la Residencia Jesús Nazareno, situada en Ezcaray, por graves incumplimientos del convenio colectivo de aplicación en materia de contratación, funciones, calendarios, descansos mínimos semanales y el abono de complementos salariales.

Las trabajadoras y los trabajadores de esta residencia están padeciendo desde hace años el impago de sus complementos variables en las vacaciones, no cuentan con los descansos mínimos legales al solaparse sus descansos diarios y semanales, sufren continuas modificaciones en sus cuadrantes de trabajo sin el preceptivo preaviso -lo que impide la conciliación de su vida laboral y familiar-, y existen abusos en materia de contratación. Además, algunos trabajadores y trabajadoras son obligadas a realizar funciones que no les son propias y que en ocasiones suponen un riesgo para las personas usuarias de la residencia.

A lo expuesto se le suma el despótico trato que reciben algunas trabajadoras por parte de la Dirección del centro cuando trasladan quejas o reclaman sus derechos. Esto hace que se produzca una excesiva rotación de personal, poco recomendable en un sector en el que el trato personal con los y las residentes resulta sumamente importante.

De este modo, FeSP-UGT La Rioja ha vuelto a denunciar la negligente gestión que está llevando a cabo la responsable de la entidad gestora del centro, la Congregación de Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno, perteneciente a la Asociación riojana de residencias y servicios de atención a los mayores (LARES La Rioja).

Algunas de estas irregularidades ya fueron denunciadas por la representación legal de los trabajadores del centro y por UGT hace más de un año, sin que hasta la fecha ni la delegada de personal ni este sindicato tengan conocimiento de que se haya realizado actividad inspectora alguna para comprobar las irregularidades comunicadas.