FeSP-UGT La Rioja pide una reunión con la presidenta del Gobierno y la dimisión del consejero de Educación

El secretario general de la Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos de UGT de La Rioja (FeSP-UGT La Rioja), Fernando Domínguez, ha comparecido ante los medios de comunicación esta mañana para explicar la postura de la organización ante el conflicto que el consejero de Educación ha generado en la Comunidad Educativa riojana.

Domínguez ha recordado que en el 2018 UGT firmó un acuerdo con el anterior Ejecutivo regional que recuperaba varios derechos que se habían recortado durante la crisis a empleados públicos en La Rioja por el cual, de forma progresiva, se iban a recuperar las jornadas laborales del año 2012. En concreto, en el sistema educativo se reducían a 19  las horas lectivas para el curso pasado y a 18 para el nuevo. “Ayer el consejero de Educación anunció un Plan de Contingencia que en un punto contempla que los docenes riojanos podrían ampliar las horas lectivas a 21”, ha denunciado Domínguez.

Además, “desde UGT no compartimos el retraso del inicio lectivo para el 15 de septiembre, alegando poder tener tiempo para garantizar la salud de profesorado y alumnos, cuando la única responsable de que esto no esté ya en marcha es la inacción de este consejero, que ni en junio ni en julio ha dado instrucciones claras a los centros educativos ni a los equipos directivos de los mismos para que adecúen las instalaciones”.

Por otro lado, Domínguez ha asegurado que “este retraso también va a suponer un problema con las oposiciones y con los procesos selectivos previstos para el 2021, ya que tendrán que ser pospuestos”.

De este modo, el secretario general de FeSP-UGT La Rioja ha reclamado que “por todo lo expuesto y viendo la gran capacidad que tiene el consejero para poner en su contra en unanimidad a toda la Comunidad Educativa, pedimos una reunión con la presidenta del Gobierno para exigirle la dimisión de Luis Cacho”.

Al concluir la intervención, Fernando Domínguez acompañado de otras responsables del sindicato, ha pasado al Palacete del Gobierno de La Rioja a esperar para ser atendidos por la presidenta del Gobierno y trasladarle todas sus demandas.