Inspección obliga al Servicio Riojano de Empleo a subsanar las deficiencias de seguridad y salud en sus oficinas

El inmueble de Logroño, compartido con el SEPE, no alcanza los límites reglamentarios de humedad relativa y supera la concentración de CO2

La Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de La Rioja ha elevado a definitivo el requerimiento hecho a la Administración Regional de la Comunidad Autónoma, concretamente al Servicio Riojano de Empleo, para que subsane las deficiencias comprobadas en el inmueble que comparte con el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), tras las diversas denuncias planteadas por los delegados de prevención de UGT tanto en la Comunidad Autónoma de La Rioja, como en el Servicio Público de Empleo Estatal.

El requerimiento obliga a subsanar dos deficiencias comprobadas en el inmueble, situado en la calle Calvo Sotelo 27-29, de Logroño:

- La primera relacionada con las medidas de coordinación en materia de seguridad y salud que debieran existir entre los dos organismos, las cuales se ha constatado que “no se han articulado de forma efectiva”, si no que se han quedado en “medidas solamente formales”.

- La segunda relacionada con la obligación del Servicio Riojano de Empleo de “subsanar las deficiencias comprobadas en relación a la humedad y concentración de CO2 del centro de trabajo en la zona ocupada por el personal del Servicio Público de Empleo Estatal”.

El plazo dado por la Inspección Provincial al Servicio Riojano de Empleo para subsanar todas estas deficiencias es de un mes a contar desde la fecha en que el requerimiento se elevó a definitivo, es decir, desde el 24 de mayo de 2016.

Desde UGT nos alegramos por este resultado, e instamos al Servicio Riojano de Empleo a que de una vez por todas y a la mayor brevedad posible, solucionen los problemas existentes en el centro, como es su responsabilidad. Los empleados de los servicios de empleo tienen derecho a trabajar en unas condiciones dignas, que no atenten contra su salud, como UGT ha venido denunciando en los últimos años.

Este requerimiento de la Inspección de Trabajo viene a demostrar la falta de concienciación real de la Administración Regional en relación a la prevención de riesgos, al constatar que la Administración solo trata de cubrir el expediente en esta materia con medidas formales (como las adoptadas en cuanto a la coordinación de actividades preventivas con el SEPE), en lugar de atajar de forma real los problemas existentes en los centros de trabajo.

Desde UGT seguiremos vigilantes en el cumplimiento de este requerimiento y esperamos que los problemas identificados se solucionen antes de que venza el plazo dado por la Inspección de Trabajo.