La plantilla del SOS Rioja denuncia que no tienen capacidad para atender emergencias por la saturación del servicio

La plantilla de Emergencias 112 de SOS Rioja se ha concentrado hoy frente al Parlamento para denunciar la situación de saturación en la que trabajan y pedir al Gobierno de La Rioja la internalización del servicio.

Se trata de una plantilla muy formada y profesional, con años de experiencia, que critica la falta de estabilidad laboral. “Estamos saturados y saturadas, somos un servicio esencial y nos tienen con una empresa privada y un convenio de telemarketing”, ha dicho Mª Jesús Cámara, delegada sindical de Emergencias 112, de UGT La Rioja.

“Queremos que nos respeten como colectivo de emergencias. Estamos hartas de estar cada dos años haciendo pliegos de condiciones y de que nos usen para todo, también para trámites administrativos aparte de la gestión de emergencias”, ha subrayado Eva Muñoz, delegada sindical de CCOO La Rioja, quien ha destacado que su sueldo no supera los mil euros y no cobran antigüedad.

Sus condiciones laborales se han agravado con el covid y ahora, además de atender llamadas de emergencias, también tienen que realizar trámites administrativos como abrir los centros de salud para urgencias en los pueblos o resolver dudas sobre el coronavirus. “No tenemos capacidad para atender emergencias, se están tardando en atender. Es necesario sacar del 112 los trámites puramente administrativos porque un centro de emergencias no puede abrir centros de salud ni dar citas covid”, ha añadido Muñoz.

Este tipo de centros trabaja al 60% de su capacidad para atender emergencias como una riada, un incendio o un accidente, pero estos trámites administrativos les obligan a trabajar al 90%.

Por ello, Cámara ha insistido en que la solución pasa por “formar parte de la administración sin intermediarios privados”. De hecho, ya trabajan en un edificio del Gobierno regional con material de la comunidad.