La Rioja pierde 71 autónomos en noviembre y UPTA exige medidas inmediatas para evitar la desaparición del comercio tradicional

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de La Rioja (UPTA Rioja) lamenta que la comunidad pierda 71 autónomos más en el mes de noviembre, un total de 386 en lo que va de año, y exige medidas inmediatas para evitar la desaparición del comercio tradicional.

Los sectores más perjudicados en noviembre son el de la Construcción (-38), Agricultura (-14) y Comercio (-13). Por el contrario, Educación y Actividades Artísticas suman 12 y 5 personas autónomas más respectivamente. Por municipios, las localidades de Logroño (-263), Haro (-39) y Pradejón (-27) han perdido un mayor número de autónomos, mientras que Sojuela (+7), Valgañón (+7) y San Asensio (+7) aumentan su número de personas que trabajan por cuenta propia.

Desde UPTA Rioja estamos hartos de alertar de la extrema situación en la que se encuentra el pequeño comercio y la hostelería de nuestro país. Es necesario tomar medidas de forma inmediata para detener esta sangría. Las grandes cadenas comerciales y de distribución están acabando con el comercio tradicional y se deben adoptar medidas urgentes.

Por ello, hacemos de nuevo un llamamiento a los gobiernos autonómicos para que tomen decisiones de inmediato, o veremos como nuestros pueblos y ciudades se quedan sin servicios. Es una auténtica tragedia para miles de familias que vivían del sector más arraigado en las poblaciones de mediano y pequeño tamaño, con trayectorias profesionales muy longevas.

Asistimos incrédulos a la pasividad de las administraciones, las cuales no adoptan medidas de urgencia que frenen esta situación. Parece que es más rentable que se concentre la distribución de servicios de ocio y hostelería en los grandes grupos económicos, lo que acabará inevitablemente con el comercio tradicional.