La Rioja registra una caída del paro basada en la precariedad, la temporalidad y la parcialidad

El paro ha descendido en La Rioja en 1.424 personas, la caída porcentual más importante de todo el país. Al igual que en años anteriores, el mes de septiembre siempre es especialmente bueno para el empleo por la reactivación de una parte de la actividad industrial y el inicio de la vendimia en la región.

 

Como siempre, las más afectadas siguen siendo las mujeres desempleadas, que suponen 10.560 del total de las 17.272 personas en paro que hay en la región.

 

Si se observan los datos por sectores, Servicios es el que ha tenido la mayor bajada de desempleo, seguido por el sector Agrario, la Industria, la Construcción y, por último, el colectivo de sin empleo anterior.

 

Atendiendo a la Seguridad Social, hay un total de 1.389 personas afiliadas más al Régimen General, experimentando la mayor subida la Industria Manufacturera, seguida por Educación, algo habitual en septiembre como consecuencia de las malas prácticas de algunas empresas, que despiden en agosto para volver a contratar en septiembre, ahorrándose el periodo vacacional. Por el contrario, la Hostelería y el sector de comercio y reparación de vehículos han sido los sectores más afectados en este ámbito.

 

El Sistema Especial Agrario, por su parte, tiene un total de 1.309 personas afiliadas más, subida habitual siempre en estas fechas. Cabe destacar que el Sistema Especial de Empleados de Hogar ha tenido las primeras cifras positivas desde el pasado mes de marzo.   

 

Sin embargo, esta bajada de paro no es real, puesto que solo es empleo estacional, de temporada y precario. No hay ningún indicio que lleve a pensar en un cambio de tendencia. De hecho, en septiembre se han registrado un total de 20.813 contratos, de los cuales 19.743 son temporales y solo 1.070 son indefinidos.

 

Los ERTE están demostrando su eficacia como instrumentos de protección frente a la destrucción de empleo y empresas. UGT apoya el mantenimiento de este mecanismo y valora el acuerdo que finalmente se ha alcanzado en el marco del Diálogo Social para su extensión hasta el 31 de enero de 2021. Además, este sindicato recuerda que urge reforzar las políticas activas y los Servicios Públicos de Empleo, así como a fortalecer el sistema de protección por desempleo.