Las pensiones, el Talón de Aquiles de los Autónomos

La pensión media del trabajador autónomo riojano se ha situado en el primer mes del 2021 en 745€ mensuales, 404€ menos que la de los trabajadores por cuenta ajena, que perciben 1.146€

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de La Rioja (UPTA-Rioja) señala sobre la pensión de jubilación del colectivo de trabajadores por cuenta propia, que 18.340 de ellos percibirán este año solo 42€ más que el año pasado, siendo la del régimen general 400€ más alta, es decir, de 1.146€.

El Estado fomenta el ahorro de los ciudadanos mediante planes de pensión privados a través de incentivos deducibles en el IRPF, estimulando de este modo estos métodos complementarios, que son totalmente privados.

A este respecto, UPTA afirma que "es imprescindible promover un sistema adicional al que ya tenemos. El modelo de cotización en función de los ingresos reales no será suficiente, debemos activar un método de incentivos fiscales para motivar que los trabajadores autónomos realicen aportaciones voluntarias en sus bases de cotización a la finalización del ejercicio fiscal, pudiendo de esta forma complementar sus aportaciones al RETA y mejorando sustancialmente las futuras pensiones".

Además, UPTA ha manifestado en innumerables ocasiones que reforzar las cotizaciones del trabajo autónomo debe ser una de las prioridades del colectivo, pero también del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Es imprescindible hacer crecer las cotizaciones y, con ello, la cuantía de las pensiones presentes y futuras, pero para ello, son necesarias nuevas fórmulas y sistemas.

Por este motivo, UPTA ya planteó esta reforma en la última reunión mantenida con la dirección del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social. Los cálculos realizados son muy alentadores, ya que más del 25% de los trabajadores por cuenta propia consultados por UPTA en la última macroencuesta realizada el pasado mes de diciembre estarían dispuestos a realizar aportaciones complementarias a sus cotizaciones con el fin de incrementar sus bases de cotización, en función de su capacidad de ahorro.