UGT exige derogar la reforma laboral para acabar con la temporalidad

Los datos publicados hoy por el Servicio Público de Empleo muestran que el desempleo en La Rioja disminuyó durante el mes de junio en 217 personas, un 1,19%. De este modo, actualmente la tasa de paro en la región es del 11,5%, con 17.973 personas en situación de desempleo.

Por sexos, las mujeres son un 60,84% de las personas desempleadas en la Comunidad (10.934), habiendo registrado una bajada de paro del 0,69%, frente al 39,16% de hombres (7.039), con una bajada del 1,96%.

Atendiendo a los sectores, Servicios ha registrado un fuerte descenso del paro, bajando en 263 personas, un 2,38%; seguido de Construcción, con 20 desempleados menos, un 2,09%; e Industria, con una disminución de 59 personas, un 1,87%.

En cambio, el sector Agrario ha sufrido un aumento de 104 personas en paro, un 5,96%. El colectivo de Sin Empleo Anterior también ha registrado una subida del desempleo de 21 personas, el 1,64%.

Los datos de afiliación a la Seguridad Social reflejan la misma tendencia. Así, la afiliación ha aumentado en 164 personas en el Régimen General, un 0,17%; y en 6 personas en el régimen de Empleados del Hogar, un 0,17%. En cambio, la afiliación en Agricultura ha sufrido el fuerte descenso de 284 personas, un 5,56%.

Los datos de contratación son negativos con respecto al mes anterior, porque se han realizado un total de 13.358 contratos, 1.355 menos que en mayo. La temporalidad sigue campando a sus anchas en La Rioja, ya que de estos contratos, solo 1.081 son indefinidos, el 9,64%, frente a los 12.277 temporales, el 90,36%, siendo la gran mayoría contratos eventuales por circunstancias de la producción (54,87%).

Para la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores, estos datos son consecuencia de la reapertura de actividades económicas junto al efecto de la temporada de verano, que están conduciendo a una mejora de las cifras de empleo. Pero igualmente, como demuestran los datos, el empleo que se está creando es muy temporal y precario, ya que ni el 10% de los contratos realizados son indefinidos.

Así, UGT considera imprescindible derogar la reforma laboral para acabar con la temporalidad e impulsar las políticas activas de empleo, y es urgente una fuerte inversión en recursos humanos en los Servicios Públicos de Empleo frente al recorte de efectivos que pretende el Gobierno y que provocará que el 2022 el SEPE haya perdido cerca de 2.000 efectivos.

Además, hay que seguir protegiendo a las personas en situación de desempleo, especialmente a las de larga duración. Así, es fundamentan reducir la desigualdad mediante la derogación de la reforma laboral, el aumento pendiente del SMI y una reforma fiscal integral para que la recuperación llegue a todas las personas.