UGT exige la derogación de la reforma laboral e insiste en la necesidad de prolongar los ERTE

Los datos de la Encuesta de Población Activa correspondientes al segundo trimestre del año, publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística, muestran que en La Rioja, con respecto al trimestre anterior, hay 2.300 personas menos en desempleo, situándose la tasa de paro en el 10,11%, con un total de 15.200 parados. En cambio, también ha disminuido el número de personas ocupadas en 3.700.

 

A estas cifras es necesario añadir a quienes se han quedado sin empleo, pero no se encuentran en la categoría anterior, ya que dada la situación de confinamiento no han podido cumplir con el requisito de búsqueda activa de empleo, o bien no están disponible para incorporarse a un empleo por razones de cuidado de personas dependientes, quedando fuera del concepto de desempleo, e incluidas en el de inactividad. Así, 6.000 personas han pasado a la inactividad en el segundo trimestre en la región.

 

Atendiendo al número de personas ocupadas por sectores, Servicios es el que ha sufrido el mayor descenso de ocupación, con 2.100 personas menos, seguido por Industria, en el que ha disminuido en 1.800 personas, y Agricultura, con una bajada de 200. En cambio, Construcción ha tenido un aumento de 500 personas ocupadas en este segundo semestre del año.

 

Para UGT, resulta imprescindible la derogación de la reforma laboral así como aplicar medidas económicas y laborales que protejan a las personas que han perdido el empleo, que siguen sin poder acceder a uno o se han visto afectados por una reducción de ingresos. En este sentido, la extensión de las medidas de ajuste temporal (ERTE) son fundamentales para salvaguardar la existencia de las empresas, los empleos y el tejido productivo, además de aumentar el consumo para dinamizar la economía.