UGT-FICA asegura que solo las gasolineras atendidas pueden adoptar precauciones para evitar la propagación del Covid-19

La Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT de La Rioja recuerda que un organismo público y supuestamente objetivo no puede decantarse por un modelo de negocio u otro, al contrario de lo que hizo el pasado 28 de abril la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) publicando una información en la que se posicionaba de manera favorable ante las gasolineras desatendidas.

En dicha información, la CNMC aseguraba literalmente que “la pandemia del  coronavirus ha convertido a las gasolineras automáticas en opciones para repostar más seguras al garantizar carburante 24-7 (las 24 horas del día los siete días de la semana) sin ningún contacto personal”. Para UGT esta información es un despropósito, que no respeta la objetividad que se presupone a la CNMC.

Además, las afirmaciones realizadas por el organismo son graves y podrían contribuir a la propagación del Covid-19 para una persona no informada. Ante esta situación, FICA-UGT resalta que solo en las gasolineras atendidas se puede garantizar de la limpieza y desinfección necesarios de surtidores, mangueras, boquereles, el aceptador de tarjetas o en pinpad. Además de que tiene que haber trabajadores/as que repongan los guantes de un solo uso, el jabón y los geles hidroalcohólicos, garantizando siempre las máximas condiciones de seguridad. 

También es importante incidir en que hay personas que puedan requerir el servicio, a causa de una discapacidad temporal o permanente, por lo que las estaciones atendidas son la única manera de garantizar la igualdad e integración de todos los ciudadanos, independientemente de sus capacidades.

UGT-FICA La Rioja lleva muchos años defendiendo las estaciones de servicio atendidas y seguras, no solo porque es necesario salvaguardar los puestos de trabajo de más de 65.000 personas a nivel nacional, sino porque son los únicos puntos de venta de carburante que están en condiciones de garantizar un suministro universal tomando todas las precauciones necesarias para prevenir la propagación del coronavirus gracias a la actitud, entrega y vocación de servicio de sus trabajadores.