UGT-FICA exige al agricultor el cumplimiento del convenio agropecuario

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (FICA-UGT) La Rioja quiere dar contestación a ARAG – ASAJA tras las declaraciones realizadas por su secretario general, Igor Fonseca, el cual ha planteado la modificación del Art 24 del convenio colectivo agropecuario de La Rioja, artículo que estipula la obligatoriedad del empleador  de dar alojamiento al trabajador temporero. 

Decir que el seno donde debe de tratarse dicha propuesta es el de la mesa negociadora del convenio, mesa que lleva sin reunirse desde el año 2019 dado el bloqueo en la negociación por parte de la patronal del sector y organizaciones agrarias (ARAG-ASAJA y UAGR).

UGT FICA ha argumentado en la mesa de negociación y en reiteradas ocasiones las razones por las cuales no acepta dicho planteamiento.  Una de ellas, y basándose en lo alegado por las organizaciones agrarias respecto a la dificultad del agricultor en encontrar alojamiento, decir que esta dificultad es aún mayor, por no decir imposible, para los trabajadores temporeros no residentes en el municipio y que vienen de distintas zonas de la geografía española. Otro razonamiento, y no menos importante, es el perjuicio, dada la problemática social que esto generaría, ya que una compensación económica por parte del agricultor al temporero evitando el proporcionarle alojamiento podría suponer un incremento de trabajadores pernoctando en la calle.

Hoy en día es una realidad el hecho de que trabajadores temporeros con un contrato de trabajo acudan en la campaña de la vendimia a alojarse al centro habilitado por el ayuntamiento de Logroño. Esto es un incumplimiento del agricultor del Art. 24 del convenio de aplicación: “Los empresarios vendrán obligados a facilitar alojamiento a aquellos trabajadores que por la naturaleza del trabajo que vayan a desempeñar se denominen temporeros”.

Por último, UGT FICA  recuerda lo que trasladó a las organizaciones agrarias en el marco del grupo de trabajo creado desde la mesa de coordinación de flujos migratorios,  comunicando que el próximo mes de septiembre remitirá una convocatoria de reunión a los componentes de la mesa negociadora de dicho convenio, que es donde realmente debe de tratarse el alojamiento, así como los  incrementos salariales para los trabajadores del sector, los cuales llevan sin aumentar sus salarios desde el año 2013,  dado el bloqueo de la negociación del convenio por la patronal del sector.