UGT-FICA exige condiciones dignas para los trabajadores/as del sector agropecuario

La Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT de La Rioja está de acuerdo con algunos de los aspectos aprobados en el Real Decreto-ley 13/2020, de 7 de abril, por el que se adoptan determinadas medidas urgentes en materia de empleo agrario, las cuales van a permitir garantizar la disponibilidad de mano de obra para hacer frente a las necesidades de agricultores y ganaderos en esta crisis ocasionada por COVID-19, además de asegurar el abastecimiento del producto fresco necesario.

No obstante​, este sindicato considera que se sigue sin abordar y tomar en serio la verdadera problemática existente en el sector del campo, como son las excesivas jornadas de trabajo, los salarios por debajo del salario mínimo interprofesional, la falta de un alojamiento digno o las tablas salariales congeladas, como es el caso de este sector en La Rioja, con unos salarios paralizados desde el año 2013.

Además de los citados, hay otros elementos negativos que sufren los trabajadores/as de este sector, tales como el trabajo sumergido, el incumplimiento de la Ley de Salud Laboral o el no respeto de los calendarios de festivos, entre otros muchos más.

Por todo ello, UGT-FICA, siendo consciente de esta situación extraordinaria derivada de la crisis sanitaria, no va a abandonar a los trabajadores/as del sector agrario y va a seguir vigilando el cumplimiento de la normativa laboral, como la entrega de los equipos de protección individual reglamentarios, detectar y denunciar la economía sumergida, reivindicar la jornada de 8 horas diarias o que se coticen las horas realmente trabajadas.

En otro orden de cosas, UGT-FICA sugiere que las dificultades que están teniendo los empleadores para contratar a personas en un ratio máximo de 80 km, por ejemplo para la espergura de la viña, se pueden solventar abonando la categoría de oficial, en lugar de con la categoría de peón. Si es necesario personal cualificado, la solución es contratar oficiales, no peones.

En definitiva, este sindicato va a seguir luchando para dignificar las condiciones laborales de los trabajadores/as del campo, para evitar que las personas que se dedican a este sector esencial se vayan a otros sectores productivos más atractivos, y así asegurar que se pueda abastecer a toda la población.