UGT FICA La Rioja celebra la sentencia en la que se ratifica que 21 trabajadores de la empresa Elecnor son empleados por cuenta ajena

La Federación de Industria, Construcción y Agro (UGT-FICA) de la Rioja celebra la sentencia en la que el Tribunal Supremo (TS) avala que 21 trabajadores de la empresa Elecnor son empleados por cuenta ajena, los cuales trabajaban para la compañía en régimen de autónomos. El secretario general de UGT-FICA La Rioja, Juan Carlos Alfaro, y la secretaria de Acción Sindical, Ana Vaquero, han explicado que este sindicato presentó el 2 de marzo de de 2018 una denuncia ante la dirección de Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) de La Rioja para señalar que realmente eran trabajadores por cuenta ajena.

Ana Vaquero ha explicado que desde UGT-FICA tenían conocimiento de que a nivel nacional se daba el caso de contratas de telefónica que abusaban de los trabajadores, bien mediante la figura de falsos autónomos o por subcontratas. Además, ha añadido que desde el sindicato eran conscientes de que en el centro de trabajo de Elecnor Logroño también se daban esas condiciones “abusivas” y que había trabajadores autónomos que realmente debían de ser trabajadores asalariados.

Ha especificado que la empresa Elecnor, que desarrolla para Telefónica España las actividades de instalación y mantenimiento de redes utilizando tanto a personal propio como a subcontratas de empresas y trabajadores autónomos, entregaban a estos falsos autónomos el material en las mismas instalaciones de la empresa, así como la ropa de trabajo. También les proporcionaban las herramientas de trabajo y les organizaban el trabajo diario, pero se les descontaban de las facturas emitidas por el coste de las mismas.

Vaquero ha señalado que Elecnor también les realizaba las facturas que los trabajadores debían remitirles a la misma empresa por los servicios realizados y el trabajo de instalaciones y averías en los domicilios se los atribuía y asignaba la empresa. “En definitiva, era la empresa la que les organizaba el trabajo, establecía el horario y seleccionaba a sus clientes”, ha agregado la secretaria de Acción Sindical, quien ha subrayado que estos trabajadores estaban en una situación “de vulnerabilidad absoluta y de precarización”.

Tras la denuncia presentada en marzo de de 2018, UGT-FICA recibe contestación de la actuación realizada por Inspección de Trabajo, en la cual se indica que se aprecia infracción en materia de Seguridad Social, al no haber procedido a dar de alta a estos trabajadores en los periodos indicados, así como falta de cotización.

Así las cosas, se tramitan las altas de estos trabajadores como altas de oficio en el régimen general de la Seguridad Social y se procede a levantar acta de liquidación. A raíz de la contestación de Inspección de Trabajo, se inicia por parte de la Tesorería General de la Seguridad Social procedimiento de oficio por la vía judicial y se interpone una demanda solicitando en la misma que se declare la relación de prestaciones de servicios de los trabajadores, objeto de la actuación inspectora.

Dicha demanda se presenta conjuntamente con los trabajadores afectados que a entender por la Inspección de Trabajo eran falsos autónomos, ante el Juzgado de lo Social Nº2 de Logroño denunciando a la empresa Elecnor y a Telefónica España. Por ello, UGT-FICA representa a los trabajadores en dicho procedimiento de oficio a través de los servicios jurídicos del sindicato.

El día 2 de junio de 2020 de dictamina en una sentencia el fallo que reconoce la existencia de una relación laboral entre los trabajadores demandados y la empresa Elecnor. En dicha sentencia se fundamenta que estos falsos autónomos carecían de infraestructura empresarial y que, en algunos casos, alquilaban la maquinaria utilizada y el vehículo a la empresa. Además, los servicios eran pactados por Telefónica y Elecnor y los trabajadores no tenían control de los mismos.

Estas circunstancias demostraban la dependencia en la organización del trabajo y la ajenidad en los frutos obtenidos, y según la magistrado juez del Juzgado de lo Social de La Rioja, la existencia de una efectiva relación laboral entre los trabajadores autónomos y Elecnor.

Tras dicha sentencia, Elecnor interpone recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, ha proseguido Vaquero, quien ha anunciado que el 5 de noviembre de 2020 fue cuando la sala de lo social del Tribunal Superior de Justicia de la Rioja (TSJR) desestimó el recurso, fundamentándose así la existencia de dependencia de los trabajadores.

En última instancia, Elecnor presenta un recurso de casación para la unificación de doctrina ante la sala de lo social del Tribunal Supremo, pero la sala del Alto Tribunal rechazó ese recurso el pasado 8 de febrero de 2022 y se declaró así la firmeza de la sentencia del TSJR.

La secretaria de Acción Sindical de UGT-FICA ha asegurado que “se ha hecho justicia hacia estos trabajadores” porque “se ha demostrado el abuso que ejercían las empresas Elecnor y Telefónica España, evitando con la figura del falso autónomo el pago de cotizaciones a la Seguridad Social y la obligación de cumplir con la prevención de riesgos laborales”.

De otro lado, Juan Carlos Alfaro ha recordado que hace exactamente 3 años desde que UGT-FICA puso la denuncia ante Inspección de Trabajo y Seguridad Social y ha agradecido al presidente del Comité de Empresa de Elecnor, José Luis Labrador, su labor para defender a estos trabajadores.

Alfaro ha denunciado que 3 de estos trabajadores han sido despedidos de la empresa Elecnor y se les ha reconocido la improcedencia del mismo, por lo que lo ha calificado como una represalia de la empresa.

Por ello, Vaquero ha asegurado que desde UGT-FICA no descartan pedir la nulidad de estos despidos si los trabajadores así lo requieren y no ha descartado futuras movilizaciones.

Asimismo, ha revelado que estos trabajadores, que eran empleados en régimen de autónomos, han solicitado a la Tesorería General de la Seguridad Social la devolución de las cuotas que costearon ellos mismos, algunos desde 2014 y 2015. Así, estas asignaciones les han sido devueltas y la empresa tendrá que pagar estas cuotas, además de la sanción por haber incumplido la ley.