UGT La Rioja denuncia que las trabajadoras riojanas cobran de media 5.822,34 euros menos al año que los hombres

Ana Victoria del Vigo, secretaria de de Empleo, Políticas Sociales y Seguridad Social de UGT en La Rioja, ha presentado esta mañana el informe sobre brecha salarial en la región elaborado por este sindicato, denunciando que las trabajadoras en La Rioja sufren una brecha salarial del 22,75%, lo que significa que cobran de media 5.822,34 euros menos al año que los hombres.

Del Vigo ha recalcado que “este año asistimos a la implementación de varios cambios legislativos”, como son el registro salarial y la auditoría salarial, que entrarán en vigor el 14 de abril del 2021. También ha recordado que “el 14 de enero entró en vigor el Reglamento de Planes de Igualdad”, y que “a partir de marzo de este año las empresas con más de 100 trabajadores y trabajadoras estarán obligadas a negociar un Plan de Igualdad”.

De este modo, “el registro salarial y la auditoría salarial, junto con la revisión de los sistemas de valoración de puestos de trabajo, deberán ser integrados en todos los convenios colectivos”, que tendrán que ser revisados y adecuados a la nueva normativa. Esto implica que “si se aplica el reglamento de igualdad retributiva en todas las empresas españolas, estaríamos muy próximos a reducir y eliminar las brecha salariales que están manifestando la discriminación en el empleo que sufren históricamente las mujeres”, ha afirmado Del Vigo.

Analizando los datos que contiene el informe, la secretaria de de Empleo, Políticas Sociales y Seguridad Social de UGT en La Rioja ha explicado que “la brecha salarial en España en 2018 se situó, según los últimos datos de estructura salarial publicados por el INE, en 21,41%, 0,58 puntos menos en 2018 que en 2017. A este ritmo se necesitarían 43 años para que la brecha salarial entre sexos desapareciera en España”.

A nivel nacional, el ranking de brechas salariales entre mujeres y hombres oscila de la más baja del 13,17% en Islas Baleares a la más elevada del 29,26 % en el Principado de Asturias. Del Vigo ha insistido en que “La Rioja sufrió un ascenso de brecha salarial del 0,72% en 2018 con respecto al 2017. Así, es una de las seis Comunidades Autónomas en las que ha aumentado la desigualdad salarial, y se encuentra en la sexta posición de Comunidades con más brecha, estando por encima de la media nacional”.

Ante estos datos, ha asegurado que “si el trabajo de las mujeres se valorara de forma equivalente al trabajo de los hombres y percibieran salarios más equitativos, aumentarían las cotizaciones a la Seguridad Social y las contribuciones a Hacienda. Con la brecha salarial que encubre la discriminación económica hacia las mujeres perdemos las mujeres y pierde el Estado, perdemos todos”.

Del Vigo también ha incidido en que “la ocupación es una de las variables que más influyen a nivel salarial. En La Rioja, las mujeres empleadas en ocupaciones elementales sufren una brecha del 34,34%. En el caso opuesto, las técnicas, científicas e intelectuales tienen una brecha del 14,42%. La brecha salarial es menor en salarios altos y se ceba con los bajos”.

En este sentido, la sindicalista ha precisado que “las ocupaciones peor remuneradas han sido fundamentales durante la pandemia, todos sus trabajos eran considerados esenciales y no se podían prestar mediante teletrabajo”, una enorme contradicción que ante la tesitura de salvar vidas humanas su presencia sea fundamental y no encuentre correspondencia en la valoración en términos económicos.

Esta tendencia también se observa en los datos sobre el nivel de estudios, en los que se aprecian grandes diferencias entre mujeres con estudios de educación primaria, que soportan una brecha del 37,47%, frente a licenciadas y doctoras universitarias, donde la brecha se reduce al 16,35%. El tipo de contratación también refleja desigualdades, con brechas salariales del 8,79% en la contratación temporal, y del 24,31% en la contratación indefinida.

Por tramos de edad, las mujeres asalariadas de más de 65 años están afectadas por una brecha salarial del 54,02%, seguidas de las menores de 18 años, con una brecha del 33,20%. En cambio, la franja de edad de 26 a 35 años es la que menos brecha refleja, con un 15,78%.

Además, “los datos por tramos salariales muestran que, a medida que aumentan los salarios, disminuye el número de mujeres que los percibe. El mayor porcentaje de mujeres asalariadas en La Rioja está en el tramo de entre 6.300 y 12.600 euros anuales, con un 59,68% con respecto a los hombres, mientras que las mujeres solo representan el 11,39% de las personas asalariadas que perciben más de 126.000 euros en la Comunidad”, ha explicado del Vigo.

 

Reivindicaciones de UGT

La secretaria de de Empleo, Políticas Sociales y Seguridad Social de UGT en La Rioja ha incidido en algunas de las reivindicaciones fundamentales para este sindicato, como que el Gobierno debe proporcionar los recursos económicos y humanos suficientes para afrontar esta tarea inmensa que contribuirá a reducir y eliminar la discriminación salarial que sufren las trabajadoras. Además, también debería gravar las cotizaciones a la Seguridad Social en los contratos a tiempo parcial, con el fin de reducir el abuso de esa modalidad de contratación con mujeres, como ya lo han señalado “el Tribunal de Justicia Europeo y el Tribunal Constitucional español, que consideran discriminatoria hacia las mujeres esa modalidad contractual”.

A las empresas UGT les exige compromiso e implicación en la puesta en marcha del registro salarial y la auditoría retributiva, “que van a permitir conocer de manera más precisa dónde se produce la infravaloración del trabajo de las mujeres”.

Con respecto a los cuidados y al empleo, UGT “demanda al Gobierno, de manera complementaria, la creación de escuelas infantiles de 0 a 3 años de carácter público y gratuito y de calidad, y centros día públicos que aseguren los cuidados de las personas dependientes”. También es necesario “implementar y reforzar un sistema de cuidados de calidad, atendido por personas profesionales para las personas en situación de dependencia y discapacidad, y así evitar el abandono del empleo de las mujeres”.

UGT La Rioja también reclama la creación de Comités de Brecha Salarial de Género a imagen de los Comités de Seguridad y Salud en el Trabajo y la figura de la Delegada de Brecha Salarial, además de incentivar medidas dirigidas a la promoción de mujeres en todos los sectores de actividad. Por último, Del Vigo ha manifestado la necesidad de fomentar de “la corresponsabilidad para que sean también los hombres quienes reduzcan su jornada y/o soliciten excedencias. Esto solo se conseguirá si empresas, Gobiernos y personas trabajadoras remamos en la misma dirección”.

 

Consulta aquí el informe completo