UGT pide medidas que garanticen la subsistencia de toda la población

Los datos ofrecidos hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal muestran la irrupción de la pandemia del coronavirus en el mercado de trabajo. De este modo, en el mes de marzo ha aumentado el desempleo en La Rioja en 1.519 personas, un aumento del 9,23% con respecto al mes anterior. Así, el número total de personas en paro de la región es de 17.973, siendo la tasa del 12,7%.

Si se analizan los datos, comparándolos con los del mismo mes del 2019, hay 1.530 personas más en las listas del paro, lo que significa una subida del 9,3%.

El sector en el que más ha aumentado el desempleo es Servicios (851 desempleados más), seguido de Industria (526 desempleados más), Agricultura (238 desempleados más) y Construcción (171 desempleados más). De este modo, el colectivo más afectado continúa siendo el de Servicios. Además, las mujeres son las más perjudicadas, ya que de las 17.973 personas en paro, 10.252 son mujeres.

Por otro lado, es importante recordar que aquellos trabajadores afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) no forman parte de estas estadísticas, ya que al tratarse de una medida temporal, no aparecen como personas desempleadas.

De este modo, estos datos reflejan la finalización de los contratos temporales y los empleos perdidos por despidos individuales o colectivos, lo que constata que muchos empresarios han optado por ajustar plantillas de la manera más lesiva, en lugar de utilizar los ERTE, y a pesar del acuerdo de los agentes sociales y del Real Decreto del Gobierno para facilitar y agilizar su uso.

Para esos trabajadores y trabajadoras, la decisión del Ejecutivo de dificultar los despidos, como reclamaba UGT, ha llegado tarde. Además, como se puede observar, el aumento del paro se ha cebado una vez más en los sectores de la población activa que sufren más la precariedad, como son las mujeres y los jóvenes.

La elevada temporalidad injustificada ha facilitado la destrucción masiva de empleo, incluso mayor que en la crisis del 2008.

A pesar de la extensión de la protección que el Gobierno ha realizado a través de las normas aprobadas, el mayor esfuerzo de protección social en nuestro país, la cobertura otorgada para esta situación tan dramática sigue siendo muy insuficiente. Siguen estando desprotegidos colectivos muy importantes.

UGT defiende que se adopten las medidas necesarias para garantizar una renta suficiente a la población durante todo este periodo excepcional, a todas las personas que carezcan de empleo, prestaciones o cualquier tipo de renta de inserción. Para este sindicato, el Gobierno tiene que asegurar la subsistencia de todas las personas. Hay que lograr que esta situación sea coyuntural y que nadie se quede atrás.