UGT reclama ampliar y actualizar la declaración de las enfermedades profesionales para proteger a las personas trabajadoras

El Observatorio de las Contingencias Profesionales de la Seguridad Social ha publicado los datos estadísticos sobre enfermedades profesionales y patologías no traumáticas durante el año 2021 y la variación interanual.

Como ha podido analizar UGT, a nivel nacional se ha producido un aumento considerable respecto al año 2020 como consecuencia del descenso en la actividad debido a la COVID-19 en ese periodo.

Así, se han declarado 20.510 enfermedades profesionales (con un aumento del 11,47% respecto al 2020) y 14.847 partes de patologías no traumáticas (con un aumento del 281,97% respecto al 2020, causado por el virus SARS-CoV2).           

En relación con la Comunidad Autónoma de La Rioja, los datos sobre enfermedades profesionales son los siguientes:

  • Se han comunicado 489 partes, de los cuales 229 corresponden a hombres (93 con baja) y 260 a mujeres (93 con baja).
  • El grupo de edad que más partes sin baja ha comunicado ha sido el de 40 a 44 años en hombres y el de 50 a 54 años en mujeres.
  • El grupo de edad que más partes con baja ha comunicado ha sido el de 45 a 49 años en hombres y el de 50 a 54 años en mujeres.
  • El grupo 2 de enfermedad (enfermedades profesionales causadas por agentes físicos) es el más numeroso con diferencia, tanto en hombres como en mujeres, con un total de 432 partes.
  • Según la Clasificación Nacional de Actividades Económicas, desde la industria manufacturera se han comunicado 105 partes, lo que supone una diferencia significativa sobre el resto.

Los datos sobre patologías no traumáticas en La Rioja muestran que:

  • Se han comunicado 472 partes, de los cuales 73 corresponden a hombres (62 con baja) y 399 a mujeres (396 con baja).
  • La categoría 13 (enfermedades del aparato locomotor) es la que más partes ha comunicado al total, tanto en enfermedades causadas por el trabajo como en enfermedades agravadas por el trabajo.

De este modo, la valoración que realiza UGT ante estos datos es crítica en cuanto a varias cuestiones. Por ejemplo, las enfermedades causadas por agentes carcinógenos están infradeclaradas. Así, se han declarado 51 frente a las 9.550 muertes al año por cáncer en España, que estiman tanto la Organización Internacional del Trabajo como la Organización Mundial de la Salud. Lo mismo sucede en el caso de las enfermedades cardiovasculares, debido a su origen multicausal.

Por otro lado, las patologías y desórdenes mentales relacionados con los riesgos psicosociales, una vez más, apenas se reconocen como contingencia profesional (61 casos de enfermedades causadas por el trabajo y 11 casos de enfermedades agravadas por el trabajo).

Ante estos datos, UGT reclama revisar y actualizar el listado de enfermedades profesionales español con la periodicidad que requiera el conocimiento científico y el proceso productivo. Además, es imprescindible incluir en ese listado la COVID-19 dentro del grupo 3 (enfermedades causadas por agentes biológicos). Asimismo, UGT reclama más vigilancia y control en las empresas.

Para finalizar, también se debe atender la importancia de los riesgos psicosociales en la salud. Ya en 2010, la Organización Internacional del Trabajo incluía los trastornos y desórdenes mentales en su listado.