UGT reclama empleos de calidad y con derechos

Los datos publicados hoy por el Servicio Público de Empleo muestran que el desempleo en La Rioja disminuyó durante el mes de abril en 582 personas, un 2,91%. De este modo, son 19.385 las personas desempleadas en la región, situándose la tasa de paro en el 12,4%.

Las mujeres copan el 59,49% de las personas en situación de desempleo, con una bajada de 261, es decir, del 2,21%. Mientas, hay 321 hombres en paro menos que en marzo, lo que supone una disminución del 3,39%. Como es habitual, se sigue observando cómo las mujeres son las más castigadas por el desempleo en La Rioja.

Por sectores, el paro en Servicios ha tenido un descenso de 344 personas (-2,88%), en Industria de 174 personas (-4,97%), en el sector Agrario de 70 personas (-3,14%), y en la Construcción de 33 personas (-3,26%). En cambio, en el colectivo de Sin Empleo Anterior el desempleo ha aumentado en 39 personas (3,08%). La mayoría de las personas desempleadas siguen estando en el sector Servicios, con un total de 11.614, de las que 8.086 son mujeres.

Analizando los datos de contratación, en abril se han realizado un total de 9.360 contratos, 537 más que en el mes anterior. Tan solo 992 contratos han sido indefinidos, mientas que 9.360 han sido temporales. La mayor subida en contratación se ha centrado en el sector Servicios, tanto en fijos (600), como en temporales (4.221).

El descenso del desempleo se debe a la Semana Santa, a la mejoría en las cifras de contagios y al avance de la vacunación, que han permitido que aumente la confianza en las perspectivas económicas y que se reactive parcialmente la actividad y la demanda.

Para UGT, pese a las mejoras en el empleo durante los últimos dos meses, la recuperación es muy dependiente todavía de las oleadas de contagios y del ritmo de vacunación. Por lo tanto, la mejor alternativa para garantizar una mejora palpable en el empleo y en la economía es continuar aumentando el ritmo de vacunación como se lleva haciendo en las últimas fechas. Mientras tanto, hay que asegurar la protección sanitaria para evitar una nueva oleada de contagios, por lo perjudicial que sería para la recuperación que se repitieran los cierres de algunas actividades.

En este sentido, UGT considera fundamental seguir manteniendo la protección al empleo, que ha comprobado tener unos resultados sumamente positivos, vía ERTE y otras prestaciones adicionales, así como reforzar al tejido productivo de la región, puesto que ambos factores serán las claves para que la recuperación sea lo antes posible. De forma paralela, será necesario impulsar las políticas activas de empleo a través de los Servicios Públicos de Empleo.

Además, para UGT es imprescindible que se haga un buen uso de los fondos de reconstrucción y un cambio de modelo productivo que genere empleos de calidad. Y es urgente también la derogación de la reforma laboral de 2012, que solo ha generado despidos, pobreza y desigualdad, una reforma de pensiones que haga justicia a las personas trabajadoras que han terminado su ciclo laboral y aumentar el SMI, entre otras medidas. El Gobierno debe cumplir todos los compromisos adoptados con las personas.