UGT reclama más dotaciones de bomberos forestales y acabar con las contrataciones temporales

A menos de un mes del inicio de la época de alto riesgo por incendio forestal, que comprende desde el 15 de julio hasta el 15 de octubre, el dispositivo de bomberos forestales del Gobierno de La Rioja, una vez más, comienza a reforzarse con personal eventual, como se lleva haciendo desde los años 90 y como UGT siempre ha denunciado.

La defensa del medio ambiente es cada año más difícil y es necesario aplicar políticas más contundentes. UGT sigue reclamando que se incremente el número de dotaciones de bomberos forestales del Gobierno de la Rioja y que se deje de subcontratar personal para la campaña de alto riesgo.

Los trabajos de prevención, detección y extinción de incendios forestales, así como el apoyo en las contingencias que puedan ocurrir en el medio rural y forestal, son una labor que se realiza los 12 meses del año. En cambio, se siguen subcontratando las labores de prevención, como son los trabajos silvícolas de apoyo a los que realiza su propio personal, además de los trabajos de apoyo a la extinción de incendios. Es decir, en algunas ocasiones es el personal subcontratado el que realiza los dos trabajos, con contratos precarios sin estabilidad laboral, lo que imposibilita poder fijar a la población en las zonas rurales.

UGT Servicios Públicos ha apostado desde el principio por un Estatuto Básico del Bombero/a Forestal para que la contratación sea la adecuada y unificar la categoría profesional, además de incidir en aspectos importantes como la formación, las funciones, la salud laboral y la prevención de riesgos laborales o una segunda actividad que pueda adaptarse al personal que no está en primera línea, y mejorar así las condiciones laborales de este colectivo.

Los datos de incendios forestales en La Rioja del año pasado, que acaban de ser publicados, contabilizan 6 conatos (de menos de 1 hectárea) y 40 incendios (igual o más de 1 hectárea), pero la cifra de 23,9 hectáreas de superficie quemada que presenta la Dirección General de Biodiversidad en el portal del Gobierno de La Rioja no se corresponde con el número de incendios forestales, ya que por lo menos las hectáreas quemadas tendrían que superar las 40. UGT Servicios Públicos entiende que se ha cometido un error, a pesar de que para compartir los datos han esperado seis meses, por lo que hay que esperar para conocer las cifras reales y poder valorar lo que parecen datos positivos.

Este año las previsiones meteorológicas avisan de que puede ser un verano más caluroso y menos lluvioso que el anterior y, para estar más preparados, el dispositivo de La Rioja ha modificado el sistema de guardias, ya que gracias al acuerdo firmado entre el actual Gobierno y el Comité de Empresa, habrá cuatro dotaciones de guardia distribuidas por toda la región para acudir a cualquier incendio forestal en cualquier momento del día. Un acuerdo que fue imposible pactar con el anterior Gobierno, incapaz de dar respuesta a este colectivo, pero que puede verse empañado ya que el operativo desconoce cómo va a ser localizado y aún no se les ha dotado de los medios materiales necesarios para ello desde marzo, cuando se firmó el acuerdo que entra en vigor el 1 de julio.

Para finalizar, UGT quiere felicitar a este colectivo, que lleva más de 30 años velando y trabajando por la conservación del medio rural, y que ha ido mejorando sus condiciones laborales y profesionales, dando un mejor y mayor servicio a la región.