UGT y CCOO convocan concentración el 15 de diciembre en Logroño por la recuperación de derechos perdidos

La concentración tendrá lugar a las 20 horas frente a la Delegación del Gobierno de La Rioja

 

UGT y CCOO han convocado una concentración el próximo 15 de diciembre en Logroño en el marco de las movilizaciones organizadas por ambas Confederaciones en todo el país una vez conocidos los ejes de las políticas previstas por el nuevo Gobierno de España. En este sentido, la concentración tendrá lugar a las 20 horas frente a la Delegación del Gobierno de La Rioja y busca sumar voces para impulsar las propuestas sindicales en la negociación con el Gobierno y la patronal, dirigidas a revertir als reformas llevadas a cabo en los últimos años e ir recuperando los derechos perdidos. 

 

El propio secretario general de UGT, Pepe Álvarez, anunciaba las movilizaciones argumentado que “después de casi un año con un gobierno en funciones ya tenemos Gobierno, ya no hay excusas: los problemas de las personas no pueden esperar” ha manifestado. “En este sentido” ha subrayado, “son necesarios consensos básicos que vayan más allá de una legislatura y que recojan soluciones urgentes y eficaces a los problemas de la ciudadanía. El Gobierno debe negociar un nuevo contrato social para restituir los derechos sociales y laborales, en el marco del diálogo social".

 

“Ahora bien” ha señalado, “sin lucha, no hay derechos. En esta legislatura nos vamos a tener que acostumbrar al binomio negociación-movilización, porque no vamos a conseguir avanzar y recuperar derechos sin movilización y por ello UGT y CCOO han acordado convocar concentraciones ante las delegaciones del Gobierno de todas las capitales de Comunidad Autónoma el día 15 de diciembre y desarrollar una manifestación en Madrid el día 18 de ese mismo mes”.

 

Pepe Álvarez ha destacado que la composición parlamentaria y los compromisos adquiridos por la mayoría de los grupos favorecen las políticas sociales planteadas por los sindicatos. Esta debe ser la legislatura de las contrarreformas y aunque es el momento de recomponer el diálogo, no vamos a sentarnos para negociar recortes en los Presupuestos Generales del Estado”.

 

Álvarez ha subrayado que “este es el momento de restablecer salarios, recuperar derechos y libertades y recuperar la dignidad en el trabajo en cuanto a la contratación y los derechos laborales y sociales pero también es urgente abrir un debate con respecto al futuro de las pensiones”.

 

El secretario general de UGT ya hizo pública tras la primera reunión mantenida con el Gobierno de Rajoy la obligatoriedad de desarrollar este binomio entre movilización y negociación para los próximos años. Álvarez precisó entonces que aunque “hay voluntad de establecer un marco que nos permita abordar distintas comisiones y grupos de trabajo” sobre distintas materias, “somos plenamente conscientes de que lo que podamos arrancar será fruto del esfuerzo y el trabajo y la capacidad de movilización de los trabajadores y trabajadoras de este país. Un camino que hay que transitar y ver con perspectivas positivas porque la nueva coyuntura política, sobre todo en el ámbito parlamentario, puede ayudar a acabar con las políticas aplicadas hasta ahora que nos han impedido avanzar y mejorar.

 

El Secretario General de UGT también señaló la aspiración de los sindicatos de derogar las partes más lesivas de la reforma laboral y sustituirla por acuerdos. Sobre la preocupación mostrada por el Gobierno y la patronal sobre la calidad del empleo afirmó que, “sin tocar la reforma laboral”, es “mera retórica verbal”. 

Asimismo, precisó que, más allá del compromiso de establecer un calendario de negociación, el Gobierno no ha dado respuesta a la demanda sindical y del propio Parlamento para que el Salario Mínimo Interprofesional alcance los 800 euros al mes, en 2017 (llegando a suponer el 60% del salario medio al final de esta legislatura). En este sentido,  “no hay respuesta en cuanto al porcentaje,…pero me temo que está muy lejos de la aspiración sindical”. Tampoco ha habido respuesta sobre el planteamiento de que las pensiones suban conforme al precio de la vida (un 1,3%) en 2017, más bien ha dado entender que subirán en torno al 0,25%. Álvarez destacó, además, la necesidad de abrir cuanto antes la Mesa de la Función Pública, para restablecer los salarios y el empleo público.