UPA propone movilizaciones de todo el sector si no se adoptan medidas excepcionales para frenar los daños causados en ganadería y agricultura por la fauna silvestre

La Unión de Pequeños Agricultores de La Rioja (UPA Rioja) avisó ayer a la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica de que la situación es insoportable para los agricultores y ganaderos, por los daños causados tanto en agricultura como en ganadería en la región.

UPA volvió a solicitar medidas excepcionales para afrontar la emergencia cinegética que estamos viviendo en nuestro medio rural, con unos daños inasumibles para los agricultores y para los ganaderos.

La población de conejos, corzos y jabalí ha arrasado viñas, fincas de cereal y árboles frutales en todas las comarcas riojanas.

La transmisión de tuberculosis por cepas provenientes de jabalíes está desesperando a los ganaderos de vacuno, que se ven impotentes ante esta situación.

UPA recuerda que el voto afirmativo de la Consejería de Sostenibilidad de la Rioja fue clave para la inclusión del lobo en el listado de especies protegidas, a pesar de que La Rioja ha sufrido en dos años más de 1000 ovejas muertas.

Ante la negativa por parte de la Consejería de adoptar nuevas medidas, nos vemos obligados a plantear, junto con todas las Organizaciones Profesionales Agrarias, movilizaciones en las próximas semanas si no existe una respuesta clara por parte de la administración.