UPA solicita al Gobierno de la Rioja ayudas extraordinarias para los daños provocados por los recientes fenómenos meteorológicos

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de La Rioja insta al Gobierno regional a que habilite una línea de ayudas para  paliar los daños sufridos en los últimos días.

Los recientes episodios meteorológicos extremos han provocado destrozos en cientos de infraestructuras agrícolas en poblaciones de Rioja Alta como Fuenmayor, Santo Domingo, Navarrete o Briones, entre otros municipios.

No se trata solo de daños a los cultivos y a las parcelas particulares, sino que las lluvias torrenciales han deteriorado y destruido parte de la infraestructura agraria, como hidrantes de riego, acequias, carreteras y caminos, además de provocar la formación de socavones en los terrenos.

Tal es el deterioro de algunos caminos que, de no repararse inmediatamente, los agricultores ni siquiera van a poder acceder a sus parcelas.

Las explotaciones agrícolas suponen un alto porcentaje de la producción riojana y forman parte de la identidad de la comunidad. Por ello, UPA Rioja insiste en que las autoridades regionales planteen una serie de ayudas destinadas a la recuperación de las infraestructuras y parcelas agrarias dañadas severamente por las precipitaciones.