UPTA exige al Gobierno de La Rioja medidas complementarias para todos los sectores de autónomos

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de La Rioja (UPTA Rioja) denuncia que ante la gravedad de la situación generada con motivo del aumento de la incidencia de la COVID-19 y la declaración del estado de alarma en España el pasado mes de marzo, siguen siendo los trabajadores y trabajadoras autónomos uno de los principales colectivos afectados, tanto por las limitaciones y restricciones que se están imponiendo, como por la crisis del consumo que se está produciendo.

Estas circunstancias hacen prever que, en los próximos meses, la situación pueda incluso agravarse y que se establezcan aún más restricciones y limitaciones, pudiendo imponerse más confinamientos selectivos que hagan que los negocios tengan que volver a cerrar.

Por ello, UPTA insta a la Comunidad Autónoma de La Rioja a que establezca una ayuda complementaria a las personas beneficiarias de los diferentes supuestos de la prestación extraordinaria por cese de actividad, así como de la prestación por cese de actividad compatible con el trabajo por cuenta propia hasta alcanzar el 100% de la base mínima de cotización en los siguientes términos:

- Ayuda a fondo perdido por importe del 50% de la base mínima de cotización durante el periodo de duración de la prestación para las personas beneficiarias de las prestaciones extraordinarias por cese de actividad reguladas en el artículo 13 del Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre.

- Ayuda a fondo perdido por importe del 30% de la base mínima de cotización durante el periodo de duración de la prestación para las personas beneficiarias de la prestación por cese de actividad compatible con el trabajo regulada en la Disposición Adicional 4ª del Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre; y para las personas beneficiarias de la prestación extraordinaria por cese de actividad para los trabajadores autónomos de temporada reguladas en el artículo 14 del Real Decreto ley 30/2020, de 29 de septiembre.

Por otro lado, UPTA Rioja también insiste en la necesidad de establecer mecanismos especiales específicos de protección social extraordinaria para los familiares colaboradores (autónomo colaborador), desvinculando el acceso a la prestación por la persona titular del negocio, ante la imposibilidad de acceder a las prestaciones por cese de actividad reguladas en el Real Decreto-ley 30/2020 de 29 de septiembre. Así, convendría articular un mecanismo similar al establecido para los ERTE de fuerza mayor.

Por último, UPTA Rioja también insta a las administraciones y entidades locales a establecer exenciones y/o bonificaciones de tasas e impuestos municipales vinculados a la actividad económica para aquellas actividades cuyo ejercicio haya quedado o pueda quedar suspendido en atención a la situación sanitaria por orden de las autoridades competentes o que tengan una reducción de su facturación de al menos el 50% desde que se declarara la pandemia, tomando como referencia el mismo periodo del año anterior.