UPTA solicita ayudas en igualdad de condiciones para los autónomos en La Rioja

El secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA)  de La Rioja, Javier Marzo, ha presentado esta mañana los datos de la Encuesta sobre la Evolución del Comercio en La Rioja, realizada anualmente por UPTA, que ha sido realizada a 218 personas entre los días 2 y 16 de enero del 2021, con la siguiente distribución: 140 en Logroño, 32 en Calahorra, 26 en Arnedo y 20 en Haro.

Los datos muestran que el 71,10% de los autónomos encuestados han tenido una bajada en ventas, mientras que el 12,84% se han mantenido igual, y en el caso del 16,06% han aumentado (la mayoría en hostelería). Por otro lado, el 55,05% tienen peores previsiones para el 2021, el 29,82% afirma tener las mismas previsiones y solo el 15,14% creen que serán mejores.

Con respecto a las ayudas, el 73,94% asegura no haber recibido ninguna de los ayuntamientos de sus localidades, frente al 16,06% que sí lo ha hecho. En este caso, la mayoría de las ayudas han sido por bonificaciones de tasas e impuestos, salvo en Logroño, que ha habido ayudas extensivas a los autónomos.

Sobre las ayudas de la Comunidad Autónoma, el 59,63% no ha percibido ninguna, mientras que el 40,37% sí las ha cobrado. Además, el 85,32% sí ha recibido ayudas estatales -la mayoría por cese de actividad tanto ordinario como extraordinario y la exoneración de las cuotas de la Seguridad Social entre los meses de marzo a junio-, frente al 14,68% que no.

En materia de adaptación a las normas para prevenir los contagios de la COVID-19, la amplia mayoría, un 95,87%, afirma haberse adaptado bien, frente a tan solo un 4,13% que asegura no haberse adaptado lo suficiente.

Principales problemas detectados

Javier Marzo ha explicado que la mayoría de las entrevistas se han realizado presencialmente y el resto por teléfono, y ha detallado los principales problemas que han detectado, además de los habituales de otros años como son las ventas online, las grandes superficies y el aparcamiento.

De este modo, las personas encuestadas señalan una falta de apoyo por parte de todas las instituciones, pero reconocen tímidamente que ha habido ayudas, y valoran que es la primera vez que se reciben ayudas de este tipo. También denuncian la falta de acuerdo generalizado entre los diferentes grupos políticos en la toma de decisiones.

Las ayudas son bien recibidas, pero señalan que solo palian momentáneamente el problema, no a largo plazo. Además, todavía quedan muchos autónomos que no las han recibido y que no han podido acceder a ellas.

La  incertidumbre sobre si los negocios van a  poder continuar tanto en hostelería como comercio a lo largo del 2021 es generalizada. Los autónomos que tienen trabajadores esperan que se puedan alargar los ERTE, mientras que los negocios regentados por los propios autónomos o que no tienen trabajadores aguantan mejor.

El análisis de UPTA Rioja

Marzo ha asegurado que “todavía vamos a ver caer bastantes actividades, no solo de comercio y hostelería, sino también de industria manufacturera, actividades artísticas, vendedores ambulantes, feriantes o músicos”. A este respecto, ha explicado que desde UPTA no saben muy bien cómo interpretar los datos facilitados por la Seguridad Social “porque en el mes de diciembre de 2020 aumentaron los autónomos en 9 en hostelería y 5 en comercio”, mientras que el balance del año muestra que bajaron 128 en hostelería y 127 en comercio.

“Seguiremos pidiendo a las diferentes administraciones tanto estatal como autonómica y local que haya ayudas, pero queremos señalar que le hemos trasladado al gerente de la ADER diferentes fallos que hemos observado en las concesiones de ayudas a diversos autónomos, ya que todos no han podido optar en igualdad de condiciones a las mismas”, ha dicho Marzo.

En este sentido, ha aclarado que con las ayudas que se terminaron antes de tiempo o las que se acabaron en día y medio, “sabemos positivamente que para cuando se publicaron había gente que ya sabía que iban a salir y por eso no todos han optado en los mismos términos. Además, se tenían que haber revisado las condiciones para quien las necesite. Las ayudas de la ADER las pagamos todos los ciudadanos y muchos autónomos no han accedido porque no se han publicitado lo suficiente y no han sido informados”. Igualmente, ha destacado que “la ADER ha hecho un esfuerzo y aunque quedan algunas por pagar, sí que han sido una ayuda importante que no se ha dado en otras Comunidades Autónomos”.  

Por otro lado, ha subrayado que en La Rioja “hay 25.285 autónomos de los cuales 15.700 son personas físicas, de las que 12.200 no tienen asalariados, frente a 3.300 que sí los tienen”. Por eso, para UPTA Rioja es fundamental alargar el cese de actividad tanto ordinario como extraordinario hasta el 31 de mayo, además de que los autónomos que no lo hayan podido solicitar anteriormente puedan hacerlo ahora. Otra demanda de UPTA es que se rebajen las pérdidas del 75% al 50% para el cese de actividad extraordinario.

El secretario general de UPTA Rioja ha querido subrayar que no hay que centrarse solo en comercio y hostelería, ya que “hay muchas actividades que lo están pasando realmente mal y no han recibido ayudas”. Así, de los 25.285 autónomos en La Rioja, 5.200 se dedican al comercio y 2.250 a la hostelería, “y quedan muchos autónomos con diferentes actividades. Lo que más nos ha chocado este año es la bajada de actividad en la industria manufacturera”.

Con respecto a los sectores en los que ha habido un aumento de autónomos, como el transporte o en la construcción, Marzo ha afirmado que” pensamos que la mayoría son falsos autónomos para plataformas como UBER y Glovo, o personas que se ponen por necesidad para subsistir”.