UGT y CCOO salen a la calle para recordar al Gobierno que “Ahora sí toca” abordar la subida del SMI y la derogación de la reforma laboral

En un momento en que se vislumbra la salida de la crisis, el Gobierno sigue manteniendo posiciones que impiden avances en ámbitos imprescindibles para la igualdad social y la distribución de la riqueza, amparándose en inexistentes condicionamientos europeos o en bloqueos de la patronal.

Por ello, UGT y CCOO han vuelto a salir a la calle este miércoles para recordarle al Gobierno que “Ahora sí toca”. Y las movilizaciones continuarán hasta que el Gobierno publique sus compromisos en el BOE.

El secretario general de UGT, Jesús Izquierdo, ha insistido la demanda de los sindicatos al Gobierno el cumplimiento de los compromisos todavía pendientes”. “Estamos satisfechos del acuerdo de pensiones pero nos parece insuficiente, porque es imprescindible corregir otros dos elementos: el Salario Mínimo Interprofesional y la reforma laboral”.

La actualización del SMI es, en palabras de Izquierdo, “de justicia, porque es el momento de apostar por esos sectores que han sido esenciales durante la pandemia, esos sectores más precarizados, fundamentalmente ocupados por mujeres”.

Y con respecto a la reforma laboral, el secretario general de UGT ha subrayado que “no ha cumplido con su objetivo de acabar con la precariedad, con la dualidad del mercado de trabajo, y que tiene que corregir algunos desequilibrios, fundamentalmente en la negociación colectiva: la ultractividad, la prioridad aplicativa del convenio de empresa”.

“Los compromisos recogidos en el programa de Gobierno y de los partidos políticos que forman parte del mismo deben cumplirse y desde los sindicatos lo vamos a demandar todos los meses. Ahora sí toca cumplir con ellos”, ha finalizado.

Según ha destacado el secretario general de CCOO, Jorge Ruano, “volvemos a movilizarnos para demandar que, de manera rápida, se retome la agenda social que el Gobierno tiene comprometida con la gente trabajadora. Una agenda que ha dado sus primeros frutos con el primer acuerdo en materia de pensiones”.

Pero, tal como ha recordado Ruano, “queda una segunda parte, sin duda más compleja y difícil. Es imprescindible abordar la subida del Salario Mínimo Interprofesional, que afecta a más de 1,5 millones de personas, en un momento en el que la economía del país está previsto que crezca por encima del 6% y donde los precios ya se han incrementado un 2,5%”.

“En ese escenario, no puede ser que aquellos salarios más bajos sean los únicos que no se incrementan”, ha insistido el secretario general de CCOO.

Y la segunda parte, ha continuado Ruano, “es la que tiene que ver con nuestro mercado laboral. En los últimos días hemos asistido a una ofensiva de la patronal para mantener sus privilegios manteniendo la reforma laboral y sus condicionantes y eso va en contra de lo que está marcando, no solo Europa, sino los organismos nacionales e internacionales, donde se reclama a España que corrija de una vez por todas la temporalidad que existe en nuestro mercado laboral.” “Apostamos por una negociación abierta y sin vetos”, ha concluido.