UGT y CCOO vuelven a la calle el Primero de Mayo porque ‘Ahora toca cumplir’ con la clase trabajadora

Los secretarios generales UGT y de CCOO de La Rioja, Jesús Izquierdo y Jorge Ruano, han informado esta mañana sobre los actos y ejes sobre los que girará la reivindicación de este Primero de Mayo, bajo el lema ‘Ahora toca cumplir. Un país en deuda con su gente trabajadora’.

Jesús Izquierdo ha explicado que “en línea de lo que hemos hecho todos los años con la llegada de la Democracia, queremos recuperar la manifestación, que saldrá a las 13:00 desde la Glorieta del Doctor Zubía extremando las medidas de seguridad para lo que habrá un servicio de orden. Esta manifestación discurrirá por un recorrido más corto de lo habitual”. Así, pasará por la calle Portales y la calle Sagasta, para acabar en la Concha del Espolón, donde habrá un acto central a las 13:30.

Jorge Ruano ha insistido en que “este año queremos darle otro aire a la manifestación. Vamos a situar de manera clara a los sectores esenciales y en el acto habrá en un gesto de recuerdo para quienes nos han dejado a causa de la pandemia, guiños hacia el mundo del arte y de la cultura, que tanto está sufriendo también, además de las intervenciones más reivindicativas. Va a ser algo distinto y especial”. Sobre la organización, ha destacado que “solo habrá tres personas en la calzada con líneas divisorias. El llamamiento es al conjunto de trabajadores y trabajadoras, porque de manera organizada podemos mantener las distancias”.  

El secretario general de UGT ha asegurado que tras el Primero de Mayo del año pasado, que se celebró de manera virtual debido a los confinamientos, “este año hemos decidido recuperar la calle porque entendemos que es el momento de sacar nuestras exigencias y de reivindicar alto y claro qué necesitan nuestro país y nuestra Comunidad Autónoma”.

Izquierdo ha informado de que “queremos hacer un reconocimiento explícito a todas las personas trabajadoras de los servicios esenciales, que han estado en primera línea salvando vidas, en las residencias de mayores, garantizando la producción, distribución y suministro de alimentos, efectuando servicios de limpieza o de seguridad, garantizando la movilidad o informando. Queremos compromisos concretos para mejorar las condiciones de trabajo de todas estas personas”.

“Desde los sindicatos hemos dado una muestra de responsabilidad durante todo este tiempo. Han sido multitud los acuerdos a los que hemos llegado con el Gobierno, como el acurdo de los ERTE, el Ingreso Mínimo Vital o las ayudas para proteger la economía en nuestra Comunidad y para los trabajadores en ERTE, pero queda mucho camino por recorrer. Sigue habiendo muchas personas que hoy se encuentran en situación de necesidad y la salida de la crisis debe hacerse desde una perspectiva social”, ha expresado Izquierdo.

Por ello, ha proseguido diciendo que “ahora toca afrontar desde el diálogo social materias relacionadas con la puesta en valor del mundo del trabajo y de las actividades esenciales, queremos que esas mesas de negociación sean reactivadas y seguiremos con el proceso de movilizaciones para reclamar esa recuperación de derechos”. En este sentido, ha asegurado que “es necesario recuperar la agenda social allá donde la dejamos al inicio de la pandemia, abordar los compromisos pendientes por parte del Gobierno y seguro que los fondos de reconstrucción y el Plan de transformación de La Rioja pueden ser una oportunidad para la creación del empleo estable y de calidad que estamos demandando, pero también requiere de la participación imprescindible de los agentes sociales en su diseño, en su ejecución y en la evaluación de los proyectos, para que cumplan con los objetivos de crear empleo estable y de calidad”.

 

Las reivindicaciones

Izquierdo ha recordado que “llevamos meses movilizándonos en demanda de tres elementos que para nosotros hay que corregir. El salario mínimo interprofesional, la reforma de pensiones del 2013 y las reformas laborales. La agenda social debe incorporar una serie de elementos como una ambiciosa reforma en materia de contratación laboral, para erradicar la temporalidad del mercado de trabajo que de forma especial afecta a las mujeres y a los jóvenes. Es necesario aplicar medidas de flexibilidad interna que eviten acudir a la vía del despido”. Además, “es imprescindible garantizar un sistema público de pensiones para que se deroge la reforma del 2013. Hay que actuar en los ingresos, en línea con las recomendaciones del Pacto de Toledo, y en ningún caso estamos de acuerdo con penalizar las jubilaciones anticipadas, retrasar la edad de jubilación o ampliar el periodo de cómputo”.

Por otro lado, Izquierdo ha hecho hincapié en que “es injustificable la congelación del SMI, cuando afecta fundamentalmente a mujeres y a colectivos de los servicios esenciales. No les podemos pagar a los trabajadores esenciales con la congelación de su salario , y es por ello que volvemos a demandar la subida del SMI que permita la reactivación del consumo, al igual que han hecho los países de nuestro entorno”.

En otro orden de cosas, el secretario general de UGT ha querido hacer un llamamiento con el objetivo de “promover un nuevo acuerdo para el empleo y la negociación colectiva, porque el último ha finalizado y había compromisos como el salario mínimo de convenio de 1.000 euros que no se han cumplido”.

Jorge Ruano ha afirmado que este Primero de Mayo “recuperamos la movilización en la calle de la manera más normalizada manteniendo las medidas de seguridad, porque es el momento en que se debe cumplir con la gente trabajadora que ha mantenido este país en pie durante los momentos más complicados de la pandemia”. Así, ha asegurado que a la derogación de las reformas laborales y de pensiones, y a la subida del SMI “también hay que sumar la lucha por la igualdad y la lacra de la siniestralidad. Son cuestiones que afectan directamente a las condiciones de vida y de trabajo de las personas. Tenemos que pasar del reconocimiento moral y de los aplausos al reconocimiento efectivo que se traduzca en subida de salarios, estabilidad en el empleo y reforzamiento de los servicios públicos”.

Del mismo modo, ha dicho que “un Gobierno progresista que pretende estar a la vanguardia de Europa no puede mantener unas reformas laborales diseñadas para un país de bajo coste. Tenemos que combatir esta situación con políticas de inversión productiva y social para cambiar el modelo de crecimiento y hacerlo más sostenible y con mayores cuotas de servicio social. Por eso es incompatible que este Gobierno siga manteniendo las reformas que impuso el PP”. Además, ha añadido que “cualquier proyecto de futuro de nuestra región pasa por contar con acuerdos de negociación colectiva que aborden y mejoren los salarios y las condiciones de trabajo” o, de lo contrario, “difícilmente vamos a atraer o retener talento en nuestra región”.

El secretario general de CCOO ha recordado que “nuestro país ha hecho un esfuerzo sin precedentes para salvaguardar la actividad y el empleo, pero es insuficiente y está por debajo del que han realizado otros países del entorno europeo. Son necesarias reformas fiscales para la redistribución de la riqueza frente a las propuestas de la derecha y de la extrema derecha de reducción de los impuestos, porque su objetivo solo es el deterioro de los servicios públicos y convertir en negocio los derechos de las personas como son la sanidad, la atención sociosanitaria o la educación”.

Para concluir, Ruano ha afirmado que “exigimos pasar del reconocimiento de los aplausos al reconocimiento efectivo del empleo público y privado. Ahora toca cumplir con este país que está sin duda en deuda con su gente trabajadora”.

 

Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo

Ante la celebración del Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo, que tendrá lugar mañana, 28 de abril, Jesús Izquierdo ha recordado que “queremos promover un plan de choque contra la siniestralidad laboral que combata las cifras de siniestralidad que tenemos nuestro país y en nuestra región. Reclamamos la puesta en marcha de medidas que garanticen que ningún trabajador o trabajadora pierdan la vida en su lugar de trabajo”.

Jorge Ruano ha insistido en que UGT y CCOO reivindican la salud como un derecho fundamental en el trabajo, “porque tras 25 años de vigencia de la Ley de Prevención, los daños a la salud en el trabajo siguen estando presentes en nuestro día a día. Seguimos lejos de alcanzar el objetivo de interiorizar la prevención de riesgos en las empresas y hemos ido en camino contrario con unos efectos nefastos sobre la salud de las personas, y con unos índices de siniestralidad absolutamente insoportables que no dejan de crecer desde el 2012”. Por ello, ha señalado que “la falta de cultura preventiva en el tejido empresarial unida a la inestabilidad laboral y a las condiciones precarias del empleo caracterizan nuestro mercado de trabajo. Las personas trabajadoras deben recuperar sus derechos y situar a la salud en la primera línea de la agenda política y social. Es necesario avanzar y establecer un modelo de relaciones laborales que incluya en primera instancia la salud laboral. En esta situación de pandemia han sido las plantillas de los sectores esenciales quienes han sufrido los estragos del virus de manera directa, en muchas ocasiones sin el debido reconocimiento por parte de la Administración”.

Para finalizar, el secretario general de CCOO ha recordado que “se ha asimilado el Covid-19 a enfermedad profesional en el caso de los trabajadores sanitarios y sociosanitarios, pero para UGT y CCOO esta medida es insuficiente y exigimos que se incluya en el listado de enfermedades profesionales, extendiendo así la cobertura a un mayor número de personas que han sido expuestas al virus”.

⇒ Manifiesto